Martes, 04 de diciembre de 2018

¿Por qué pareciera que los niños siempre caen de cabeza?

Seguro que está pensando que los niños se caen con más facilidad porque son más despistados, más torpes o alguna otra limitación relacionada con la niñez, pero la verdadera respuesta apunta en otra dirección.

En primer lugar recordaremos que el centro de gravedad de un cuerpo es el lugar donde se puede considerar aplicado su peso. Por otra parte, cuanto más alto es el centro de gravedad de un cuerpo más inestable es su equilibrio, por eso los coches de Fórmula 1 son tan bajos, para bajar su centro de gravedad y que su equilibrio sea estable, pudiendo tomar curvas a gran velocidad sin volcar.


Pues bien, proporcionalmente el tamaño de la cabeza de los niños es grande, casi como la de un adulto, y su cuerpo es pequeño. Estas condiciones anatómicas provocan que su centro de gravedad esté demasiado alto, ya que se encuentra en el tórax mientras que en los adultos se encuentra en la pelvis; por tanto, su equilibrio es inestable y se caen con más facilidad.
Además, todos sabemos que cuanto mayor es la base de apoyo de un cuerpo mayor es su estabilidad. Así, por ejemplo, se puede caer antes un paquete de galletas colocado verticalmente sobre una superficie, que si está tumbado sobre la misma. Por este motivo, en el caso de los niños, su inestabilidad también aumenta porque la superficie de sus pies es menor que la de los adultos. Consecuentemente, el tener la cabeza gorda y los pies pequeños justifica su falta de equilibrio que motiva sus frecuentes caídas.    

 

Fuentes: www.disfrutalaciencia.es

Comentarios y preguntas