Lunes, 08 de octubre de 2018

Weeride, la silla delantera más popular del mercado ¿Sabes por qué?

Comenzó la temporada de ciclismo y tal vez quieras compartir esta experiencia con tus hijos. Sabías que para subir un niño a una bicicleta este debe tener al menos 1 año de edad y va a depender básicamente de su musculatura, así que calma si aun falta un poco, todo a su tiempo.

Lo sé, llevamos demasiados días sin publicar un post y seguramente muchos de ustedes se estarán preguntando qué ha pasado. Vamos a retomar el contacto y les contaremos  de los productos más destacados de nuestra tienda.

Ya tenemos en nuestro catálogo la Silla Weeride. Nuestros amigos de Weeride España son felices compartiendo su experiencia con Weeride,   comentarios precisos y buenas fotos nos ayudarán a entender porque Weeride es la mejor silla de bicicleta delantera del mercado.                                                                         

 

alt

Como ya no os puedo hablar de alguna experiencia vivida recientemente a pedales, hoy quiero comentaros las ventajas de las sillitas delanteras portabebés y las razones que me llevaron a comprar una sillita delantera WeeRide. Empecemos:

Motivo 1: ¡¡¡Mi hijo ve el camino y no mi espalda!!!

Me parece esencial que mi hijo vea lo mismo que yo. Los 2 disfrutamos de lo mismo, no hay obstáculos, su camino es mi camino, mi sensación es su sensación...

alt

alt

 

Cuánto más gratificante es que mi hijo pueda ver esto durante sus paseos en bici:

alt

A que vea esto....

alt

En fin, creo que las fotos hablan por sí solas. No hay lugar a dudas, quiero que mi hijo disfrute de lo mismo que yo.

 

Motivo 2: ¡¡Puedo mantener una conversación con mi hijo!!

Él me escucha, participa del paseo, me señala cosas que le llaman la atención. También puedo ponerle el chupete, darle agua, incluso un besito en la mejilla! y todo sin poner en riesgo la conducción ya que siempre que interactúo con él estamos mirando para delante.

La mejor sensación es tenerlo bajo control en todo momento y poder anticiparme a sus movimientos.

Esta es una foto de mi hijo Guillermo sacada por su padre mientras lo lleva en bici. ¿No os encanta?

alt

 

Motivo 3. ¡¡Es muy fácil subirse y bajarse de la bici!!

Siempre me he preguntado cómo harán las personas con sillitas traseras para subirse y bajarse de la bici sin propinarle a su hijo una patada. Cuando se va en una bici holandesa no hay problema, me imagino que uno se sube pasando la pierna por delante (algo un poco difícil si a la vez se tiene que mantener el equilibro de la bici sujetando el manillar con las manos). Pero...¿cómo lo hacen cuando la bici tiene una barra alta, como suelen ser las bicis de montaña?.

Con las sillitas delanteras WeeRide, este problema está solucionado. Pim-pum, me subo y bajo de la bici sin temor a darle a nadie...¡¡facilísimo!!

alt

Motivo 4: ¡¡La bici es muy estable!!

Mientras los niños son pequeñitos, apenas notamos su peso al llevarlos en bici. Pero cuando ya son más mayores, a parte de que pesan más, se mueven más, y eso puede desestabilizar la bici. Sobre todo, si todo el peso del niño más la sillita portabebés recae en la parte trasera de la bici. Esto además, supone un problema al subirse y bajarse de la bici, ya que hay que sujetarla muy bien para que el peso del niño no la haga ceder hacia atrás.

Con las sillitas delanteras WeeRide el peso queda totalmente repartido por igual a lo largo de la bici. ¿Y cómo puede ser eso? pues muy sencillo, esto es debido al mecanismo de sujeción a la bici mediante la barra central. La barra central de las sillitas WeeRide, se coloca entre la tija del sillín y el  cuadro delantero de manera que distribuye el peso entre las 2 ruedas. Algo sencillo y que da la mayor estabilidad posible a la bici. Si a esto le añadimos que mientras paseamos vamos rodeando a nuestro hijo con nuestras propias manos, yo no encuentro sistema más seguro para poder llevar a mi hijo en bici.

alt

  

alt

alt

Motivo 5: Que mi hijo se duerma, ¡¡ya no es un problema!!

A menudo veo a niños dormidos en las sillitas traseras con las cabezas colgando hacia delante o a los lados. Siempre me pregunto si sus padres son conscientes de que el niño va "sopa" y con la cabeza colgando. Me da mucha penita de ellos al ver que no tienen cómo sujetar su cabecita.

alt

También he visto a padres retorciéndose para poder sujetar con una mano la cabeza de su hijo dormido en la sillita trasera de la bici, mientras con la otra mano llevan el manillar de la bici. ¡No me gustaría estar en su piel!

Y otra escena bastante habitual es el padre caminando, llevando a su hijo dormido en la sillita trasera y elevando a su vez un poco la bici para que el niño pueda reposar su cabeza hacia atrás.

Ya os comenté en varias ocasiones la gran ventaja del reposacabezas WeeRide...¡¡es una parte esencial de las sillitas delanteras WeeRide!! Y si no, mirad estas imágenes:

alt

alt

alt

Es evidente, que el que mi hijo se quede dormido en el paseo no es ningún problema para mi. Yo puedo seguir el camino con la tranquilidad de saber que va dormidito y sin tensionar su cuello.

Motivo 6: ¡¡La sillita delantera WeeRide no pesa nada!!

En comparación con el resto de sillitas el mercado, los asientos delanteros WeeRide son, con diferencia, los más ligeros del mercado. Ayer mismo pude comprobarlo con mis propias manos, y por tanto me ha parecido otra razón muy convincente para decantarme por una sillita WeeRide. Nuestra amiga Joha, del blog "mimitos de mamá" ya nos comentaba este motivo aqui

Espero que os hayan gustado estos motivos. Seguro que vosotros aún encontráis alguno más. Ya me contaréis.

 

¡¡Nos vemos en el próximo post!!

Escrito por Weeride Spain el 12 Mayo 2013.

Link: http://weeridespain.com

Comentarios y preguntas