Miércoles, 30 de abril de 2014

The New York Times pone a prueba a Strider!!!

By YISHANE LEE Las bicicletas de balance, populares hace ya un tiempo en Europa, están ingresando a los Estados Unidos como la mejor alternativa para enseñar a los niños a andar sobre dos ruedas sin la necesidad de las rueditas de apoyo. La bicicleta no tiene pedales; los pequeños utilizan sus pies para mantenerse de pie, para impulsarse y para detenerse. Eventualmente desarrollan el balance y aprender a deslizarse sin impulso.

Técnicamente, las bicicletas son bicicletas de entretención ya que no incluyen cadena ni cambios. Pero se ven como pequeñas bicicletas, con neumáticos de goma, asiento y manubrio ajustable en altura.  Todas muy cerca del nivel del suelo, así que los Mini Riders, pueden ponerse de pie en cualquier momento y apoyar sus pies en el suelo.

“Esto las hace una mejor opción que sacar los pedales de una bicicleta regular, ya que estas bicicletas seguirán siendo muy altas para que un pequeño se mantenga de pie.” dice Tim Blumenthal, el director ejecutivo de BikesBelong, una asociación sin fines de lucro que promueve el ciclismo en Boulder, Colorado. Velo Bartolomé, de 2 años, recientemente testeó 5 bicicletas de balance,  ninguna superior a los 4 kilos. Su padre Arsenio, un vendedor en City Bikes en Chevy Chase, Md., and Washington, D.C., dice que una bicicleta liviana hace más fácil para los más chicos controlar la bicicleta.  “La curva de aprendizaje para armar y comenzar a andar en las bicis fue rápida”  dice Mr. Bartolomé. “15 minutos para cada uno de nosotros.”

STRIDER. Fue una de las preferidas entre las bicicletas testeadas, esta bici de acero, que pesa menos de 3 kg y soporta hasta 27 kilos, tiene una marco particularmente bajo y un apoya pies integrado.  “es como una mezcla entre una bici y un scooter” dice Mr. Bartolomé. El aprecia la baja altura que permite el asiento ajustable desde los 28 cm.  y las ruedas de goma que no necesitan ser infladas. “me ahorre un tiempo “ nos dijo.    

Comentarios y preguntas